Cambio de planes

Esta debe ser la vez número 100 que estoy en Estados Unidos, en la misma situación: un cambio inesperado de planes. En esta ocasión debido al huracán Ian, que azota la Florida. Recién llego y me recibe el estado del Sol, en mitad de la lluvia, las tormentas y un huracán. Aunque, pensándolo bien, no es nada raro que ocurra esto. Por alguna extraña razón lo que más aborrezco del clima, es decir, la lluvia; es lo que más me persigue.

No todo es malo, claro. El cambio inesperado tuvo su recompensa. Pude cambiar, como todos los años, algunos gadgets e indulgencias tecnológicas que me concedo. Pero, ¿saben algo?, no es la misma sensación. Mi primer iPhone, el iPhone 1 fue una experiencia mágica… fue algo alucinante. Ahora, el 14 representa un salto interesante; pero incremental. En gran medida pienso que es una muestra de miedo. Las grandes compañías tecnológicas se han establecido en nichos de confianza en los que sus productos son bien recibidos, repiten la misma fórmula: una y otra vez, y seguimos consumiéndolos. Claro, si no está roto no lo cambies, dice un adagio; pero esa fórmula nos tendría andando en carruajes tirados por caballos, o peor aún, por personas.

Entonces este cambio inesperado, que me lleva a pensar en el miedo, también me lleva a pensar en mi empresa, en Schein. Hemos tenido un crecimiento vertiginoso y me siento muy orgulloso de las transformaciones que hemos dirigido; pero comienzo a reflexionar si no hemos caído en esa trampa…

¡Es hora de buscar cómo no caer en la trampa del miedo! Debemos atrevernos a innovar y a hacer las cosas diferentes. En un mundo que cambia a diario, sólo así podremos sobrevivir.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s