La infame “próxima versión”

Apple ha anunciado la puesta en venta de su nueva línea de equipos de entrada con procesadores M1 (Una mezcla de talentos de ARM y de Apple). En el one more thing en el que los presentó, Apple utilizó frases tan comerciales como poco específicas: 6 veces más rápido, 10 veces más eficientes energéticamente, etc… Frases que muchos analistas tomaron como meramente especulativas, una suerte de “lo mismo de siempre: el producto de un gran equipo de mercadeo”. Esta vez, sin embargo, los analistas estaban equivocados. Los equipos han comenzado a llegar a sus primeros usuarios, a esos early adopters quienes, gratamente sorprendidos, han llenado las redes sociales con cuanta revisión y análisis es posible. Todo eso está muy bien. En lo personal creo que la devoción al diseño que manifiesta Apple en todo lo que hace está muy; pero muy por delante de todas las compañías tecnológicas, es el punto de guía para todos quienes nos dedicamos a la construcción de software. Como reza uno de los principios de Dieter Rams: “Menos; pero mejor”. Al final de cuentas, es el usuario quien se favorece y es el usuario quien, agradecido, corresponde con lealtad a la marca y al producto.

Ahora bien, sorprendidos en su yerro, los analistas han volteado nuevamente la rueda con nuevas críticas: “Es una primera versión”, “Estos nuevos equipos, aunque sorprendentes, son una versión experimental”, etc… Me permito disentir de todos ellos. Esta versión M1 es la mejor versión pues es la versión actual, disponible en el mercado. No se compran los equipos porque no venga nada mejor por delante, eso es —por lo menos— ingenuo. La tecnología avanza a un ritmo sin precedentes. Cada año saldrá un nuevo “mejor que…”, cada año habrá un “más rápido que…”, por lo que no debe ser ese el derrotero. Se escogen los equipos cuando se necesitan, y se les da uso.

¿Tienes una idea y necesitas una laptop, de buen rendimiento y bajo consumo? ¡Adelante! Está a la venta, en dos sabores. Ese libro que planeas escribir, ese trabajo que pretendes optimizar, esos videos que quieres publicar, esas fotos que necesitas editar, nada de eso es menos importante que “la próxima versión”, ¡por el contrario!

Las computadoras son herramientas. ¿Tienes una necesidad, idea, o trabajo por hacer? Consigue la mejor herramienta que puedas, con tu presupuesto y hazlo. La infame próxima versión siempre estará “a la vuelta de la esquina” y de seguro “siempre será más X o más Y”; pero no olvides algo: “Hubo un no fue, bajo un quizás”.